Libros de comunicación: los más vendidos en La Crujía

Como viene ocurriendo en los últimos años, cada vez más lectores se interesan por los libros de comunicación. La Crujía, sello emblemático especializado en esta área, se ha hecho eco del fenómeno ampliando su staff de material y lanzando nuevas ofertas para que, en tiempos de cuarentena, la comunicación no deje de ser un hábito de lectura.

Entre sus obras más demandadas por los lectores están “Las políticas de comunicación en el siglo XXI” de Guillermo Mastrini, “Estrategias en las crisis públicas” y “La gestión del disenso” de Luciano Elizalde, “El poder de la conversación I y II” de Manuel Mora y Araujo, “Comunicación y salud en la Argentina” de Mónica Petracci y Silvio Waisbord, entre otros.

Ante el distanciamiento que significó la no concurrencia de lectores a las librerías, La Crujía lanzó diversas ofertas para estimular la compra a distancia de sus libros. “Fue muy beneficiosa la dinámica de delivery de libros físicos, ya que tuvimos promociones interesantísimas que nuestros lectores supieron aprovechar (muchos de ellos adquirieron colecciones completas de nuestro material)
La promoción de libros a $100 tuvo un éxito rotundo, con lo cual ahora continuamos con una nueva propuesta de promoción, esta vez para la formación de nuestros docentes. Supimos organizarnos frente a esta dificultad y la superamos bajo la consigna “Si, los libros curan”. Los lectores los compran y se los llevamos a su casa, una forma de acompañar con nuestro material este momento tan particular.
Otra cuestión es la dinámica Ebook, es una práctica cultural ya internalizada, ajena en parte a la situación de cuarentena, ya que muchos lectores, por distancia, por economía o por gusto recurren al libro digital” señalan desde La Crujía.

“En este sentido, considerando el contexto de la industria editorial y nuestra propia realidad, estamos preparando publicaciones en la temática pero aún no daremos avances al respecto. Este sigilo editorial se debe al cuidado que tenemos por nuestros autores y por el nuevo proyecto que está impulsando La Crujía. Hemos recuperado el impulso de otros tiempos y queremos hacer honor a ese legado. De todas formas, tendremos novedades dentro de poco para nuestros ávidos lectores aunque no podemos precisar una fecha” concluyen.