¿Se imaginan al PRO en La Matanza?

Por Macarena Fidalgo (Militante de Jóvenes PRO de La Matanza)

“¿Se imaginan al PRO en La Matanza?” se escuchaba decir hace unos años, como si fuese un pensamiento arriesgado. Y sí, parecía impensable como también en algún momento lo fue considerar que una mujer y del PRO, fuese gobernadora de la Provincia de Buenos Aires. Para darse una idea de lo que se está hablando, vamos a mencionar algunos datos relevantes sobre nuestro municipio:

El partido de La Matanza es el más poblado de la provincia de Buenos Aires con 15 localidades en las que conviven múltiples realidades, entre ellas la más dolorosa: la pobreza. Desde la vuelta a la democracia en el 83 hasta el día de hoy nos gobierna el peronismo. Miles de familias viven en condiciones lamentables pero sin embargo siguen ganando los mismos ¿cómo es posible?

Tal vez la respuesta esté en el accionar del gobierno: que consiste en fomentar el empobrecimiento de la población con un sistema de “asistencialismo populista” que obliga a los más necesitados a depender eternamente del Estado y que suele ser administrado por medio de punteros o referentes políticos a cambio de cierta “lealtad”. Estas medidas estancan el progreso de las personas y por ende su movilidad social ascendente. Sin hablar de que coarta la libertad de decidir en el cuarto oscuro siendo “rehenes” de este sistema nefasto.

Por suerte hoy en día se nota una mayor conciencia respecto a la necesidad de ciertas herramientas que nos debe otorgar el Estado, que realmente nos permitan mejorar nuestra calidad de vida; y no tienen que ver con la manutención sino con crear las condiciones necesarias para generar puestos de trabajo estable, educación de calidad que asegure un mejor futuro a las próximas generaciones, capacitaciones en diferentes rubros que tengan salida laboral y que brinden un servicio a la sociedad, obras que perduren (asfalto, cloacas, etc.) y mayor seguridad que nos garantice vivir con tranquilidad.

Es muy recurrente que al enterarse que uno milita en el PRO pregunten: “Pero… ¿En la Matanza? ¿No tenés MIEDO?” La verdad es que ser oposición es difícil y sobre todo en un lugar hostil como este, en el que hemos sufrido agravios, insultos y en algunos momentos hasta persecuciones. Pero justamente con estos ataques buscan silenciarnos, replegarnos, llenarnos de miedo. Creemos que desde la comodidad de nuestros hogares no vamos a cambiar las cosas, sabemos que nos estamos arriesgando, pero lo hacemos en defensa de nuestras ideas y valores, siempre desde el respeto.

Todos los cambios generan una resistencia y aún más cuando “se tocan” los intereses de algunos sectores. No es casualidad, por ejemplo, que María Eugenia Vidal haya tenido que vivir en una base militar junto a su familia. Aun así, no todo es negativo, también hemos conocido lo que es el apoyo y el cariño de la gente. Hemos estado donde nos necesitaban, ayudando desde donde podíamos y cerca de los vecinos de todos los barrios dejando de lado las diferencias.

Los defensores de los valores republicanos, del progreso, la dignidad, la honestidad y la libertad cada vez somos más. El Mundo está cambiando, las personas estamos cambiando y el país inevitablemente va a cambiar, que seamos parte de ese cambio es nuestra decisión.