“Las fakes news son un ejercicio de poder político”

Natalia Aruguete y Ernesto Calvo presentaron su libro “Fake News, Trolls y otros encantos” (Ed. Siglo XXI) en un nuevo encuentro online de la Jornada de Comunicación Estratégica de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.

La actividad que contó con la participación de más de un centenar de personas fue presentada por el decano de la unidad académica, Gustavo Naón, y la coordinadora del espacio de la JCE, Noelí Cristti. Luego de su exposión, respondieron preguntas de los asistentes.

Aruguete comenzó preguntándose por qué, como usuarios, “compartimos mensajes que creemos que son, obviamente, falsos”, y aseguró que eso tiene respuesta en la “certeza que tenemos sobre las cosas, con la reputación – es decir, la fuente de la información- y la confirmación de nuestros pares”. Además, afirmó que las noticias falsas tienen lugar en “redes polarizadas, con usuarios que interactúan con y entre pares que coinciden en la forma de comprender” la realidad y las noticias.

Por otro lado, manifestó que las noticias falsas suelen ser el resultado de “llenar los huecos de información con prejuicios”. “Cuando las redes están polarizadas, lo que comienza como noticia falsa tiene mayor potencia y propagación, porque ataca al contrincante, logrando que los que están de ‘este lado’ de la noticia se rían de lo sucedido, y se energize la tropa propia”, continuó.

En este sentido, Calvo agregó: “la propagación de la fake news es un ejercicio de poder político para dañar al oponente y energizar a la propia tropa, va más allá de la congruencia cognitiva, es congruencia afectiva”. Además, indicó que en esas noticias hay “intencionalidad de comunicación” y puso el foco en los encuadres comunicativos y políticos a partir de la distancia ideológica percibida entre dos partidos. “Para nosotros es central poder mostrar cómo determinados encuadres inciden en cómo percibimos el riesgo”

Acerca del Covid 19, expresaron: “Mientras el gobierno hablaba de la salud y había consenso, la oposición callaba. Luego motivó el tema de la economía. En el momento en el cual el cansancio comenzó a aumentar el encuadre comienza a ser operativo”.

Según destacó Calvo, “el encuadre no trata de ganar el discurso, sino cambiar el eje. Las redes sociales no cambian lo que la gente cree, sino que cambia la visibilidad y la importancia del tema”.

Sobre la política actual, Calvo aseguró que “hasta el momento la oposición no ha tenido un tema en el que ha copado las redes sociales. Vicentín está dando cuenta del comienzo de la activación desde el lado de Cambiemos de espacios comunicacionales”

Los controles en las redes como respuesta

Consultados acerca de su opinión sobre las iniciativas de las plataformas como Twitter y Facebook de “marcar” el contenido sospechado de “falso o dudoso”, los autores coincidieron en que  “Hay una discusión importante que se tiene que dar sobre libertad de expresión pero las operaciones en las plataformas tienen que ver también con la transparencia del diálogo de comunicación en redes”.

“La operación de Fake news se inserta en un escenario donde puede tener asidero. En Argentina, a partir de la Ley de Medios, la cuestión de la Libertad de expresión fue un comodín para discutir cualquier cosa”, resaltó Aruguete y añadió: “La Libertad de Expresión tiene que ser pensada como un Derecho que no puede vulnerar a otros derechos”

Se puede ver la presentación completa en el canal de You Tube de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora.